¿Por qué las cucarachas mueren boca arriba?

Las cucarachas, tan comunes en muchas ciudades y, fuera de ellas, en las regiones templadas y tropicales del planeta, tienen por costumbre morir boca arriba. No siempre ocurre, pero la mayoría de las veces así es.


Estos insectos tienen una resistencia estoica ante las adversidades. Una cucaracha puede llegar a soportar un mes sin agua y entre dos y tres meses sin ingerir alimento, son capaces de soportar un grado de radiación de entre seis y quince veces más que el que puede soportar un ser humano y ¡hasta puede sobrevivir dos semanas sin cabeza!

También es muy interesante saber que ver una cucaracha en esta posición ─boca, o patas para arriba─ no quiere decir que esté realmente muerta, a menudo fingen esa condición para después ponerse de pie sobre el suelo, cuando consideren que el peligro ha desaparecido.

Cuando una cucaracha muere por causa naturales, el rigor mortis hace que sus patas se contraigan. Sería mucha coincidencia que todas las patas partieran del mismo grado de extensión y que se contrajeran a la misma velocidad, por lo que lo más común es que unas se contraigan antes y en mayor medida que las otras.

Esto desequilibra el centro de gravedad del insecto, por lo que vuelca hacia ese lado. Si la muerte viene provocada por algún insecticida también acaban boca arriba. En este caso porque la composición del producto ataca el sistema nervioso del insecto causándole espasmos que causan su volteo. Perdida la coordinación, la cucaracha es incapaz de darse la vuelta y así le sobreviene la muerte.
¿Por qué las cucarachas mueren boca arriba? ¿Por qué las cucarachas mueren boca arriba? Reviewed by Javier Ledesma on octubre 24, 2015 Rating: 5

No hay comentarios